ENTREVISTAS Y REPORTAJES

SUS DIFERENCIAS

Y SEMEJANZAS

imagen_reportajes

Las entrevistas y los reportajes son otros de los géneros periodísticos por excelencia, que tampoco llegan a tener la importancia y relevancia de la noticia.

Por lo general se los nombra de una u otra forma como si fueran lo mismo. Pero aunque tienen técnicas de realización muy similares, son distintos:

1)    En las entrevistas el eje principal de la nota periodística pasa por el entrevistado. El personaje al que se realiza la nota es lo que interesa. Y se procuran destacar todos los detalles sobre su persona, sus actividades, sus características físicas, sociales, económicas, políticas u otras relevantes que tienen que ver siempre con el entrevistado y su entorno. En definitiva, se hace también un “reporte” pero sobre el mismo entrevistado, que se supone es un personaje muy conocido y trascendente en alguna actividad pública, o que adquirió cierta relevancia por algún motivo en especial. Por esa circunstancia, el periodista siempre debe consultar previamente todos los antecedentes y características de su entrevistado, para “conocerlo” lo más ampliamente posible y de esa forma hacerle preguntas que generen respuestas impactantes.

2)    En los reportajes el eje principal de la nota periodística pasa por temas trascendentes, hechos o sucesos que ocurrieron, y que se consultan a una o varias personas que tienen conocimientos de los mismos. En definitiva, aunque se les pida identificación o se trate de personas muy conocidas y de trascendencia pública (en cuyo caso se agrega un párrafo o parte de la nota para resaltar a la persona y darle más fuerza o valor al reportaje), ya no interesan el o los personajes a quienes se hace la nota, sino lo que ellos comentan sobre algún tema en especial.

Técnicas de realización:

Tanto la entrevista como el reportaje son relatos descriptivos o narrativos, en los que el periodista no expresa su opinión pero sí expone la opinión del entrevistado o reporteado. Debe tener un estilo lo más objetivo posible, aunque la nota refleje mucha subjetividad social.

El periodista debe recopilar antecedentes del entrevistado o de los hechos a reportar. También investigar previamente y recopilar la mayor cantidad posible de documentación, además de hacer un análisis de situación previo a la realización de la nota. Incluso, es conveniente confeccionar antes un borrador con la “batería” de preguntas, o las más importantes.

Siempre se realiza con una introducción o párrafo informativo que debe contener los elementos principales de la nota: las respuestas a los qué, quién, dónde, cómo, cuándo, por qué, para qué.

Luego continúa el cuerpo principal de la descripción o narración, que puede redactarse o realizarse como párrafo continuo, con el sistema de preguntas y respuestas, o mixto.

Ambos géneros son más expresivos y coloridos que la noticia (sin eliminar la posibilidad de que se transformen en verdaderas noticias), y resultan un interesante desafío para los periodistas audaces y dispuestos a investigar y escarbar en lo oculto.

Anuncios